All for Joomla All for Webmasters

La “tragedia” de un niño y como su madre la resolvió.

De cuantos miles de momentos nos perdemos a la hora de ser hijas o hijos pequeños, porque en su mayoría las distracciones de los colores, los movimientos, los eventos y las canciones nos hicieron mirar a otra parte, y es que mucho de eso es crecer, experimentar, vivir… observar, pero… ¿Qué tanto hacen nuestros padres mientras en eso estamos?…

Un día entre una multitud festiva una madre cargaba con su pequeño hijo, el chico sonreía y buscaba las burbujas de entre la verbena popular, estas cosas pasaban mientras el niño saboreaba una paleta y la familia, de humilde andar, se divertía en conjunto en el zócalo de la ciudad.

Lo interesante de esto era la forma en que estaba saboreando la paleta, era como un tesoro, lo más preciado, pero en una de esas búsquedas por una flotante burbuja y una sonrisa a carcajada… la paleta trágicamente voló por los aires y fue a dar al piso.

La mirada del pequeño era desgarradora, incluso más por la ausencia de llanto, solo se la quedó mirando… parecía haberse detenido el tiempo… no pasaron ni dos segundos y la madre presta ya había recogido la paleta… su mirada se abrió paso buscando… buscaba, una idea, agua, que se yo… pero lo cierto es que una vez que la idea nació en sus ojos, la realidad se tornó brillante, !abrió la boca y la chupo! le quitó todo lo que pudo y la regresó limpia a la boca de su pequeño.

Puede que no sea lo más salubre del mundo, pero sí que lo hizo sin titubear, que posiblemente no tenía para otra paleta o que prefería que lo malo que pasara fuera a ella… pero que lo hizo por amor.

Tantos momentos pequeñitos que nos perdemos como hijas e hijos, que hacen de nuestros padres unos héroes sin capa, pero que debemos contemplar.

A la distancia, siempre que puedas festeja a tu madre, a tu padre, aunque sea con un abrazo, con una salida, escuchales, atiéndeles, a cierta edad nos toca hacer cosas que nadie sabrá que pasaron pero que valdrán una sonrisa generacional.

Muchas sonrisas generacionales han quedado plasmadas en las paredes del Salón Merendero de nuestras instalaciones, y la que viene es otra oportunidad de que sigan pasando, el próximo 10 de Mayo de 2019 se realizará el Brunch del Día de las Madres en el Hotel Lastra, de 12:00 a 18:00 hrs. Con un Menú Contemporáneo que dejará a tu mamá con una sonrisa de felicidad. Si gustas puedes pedir más información a los teléfonos: 235 97 22 // 235 91 11 // 235 15 01.

Lo que importará siempre es ser agradecidos y forjar bellos momentos en familia, momentos para recordar.

Ben Gracida